Fue un espacio de diálogo desarrollado en Jericó, Antioquia, con el apoyo del museo MAJA, en el que que se buscaba incentivar la memoria histórica de los colombianos y promover la investigación en los jóvenes bachilleres del municipio, mediante la difusión didáctica de investigaciones sobre la vida, obra y legado de Héctor Abad Gómez y otros académicos y defensores de Derechos Humanos.